Musicoterapia

¿Qué es la MUSICOTERAPIA?

La definición de MUSICOTERAPIA que hace la Federación Mundial de Musicoterapia (World Federation for Music Therapy) es la siguiente
“la utilización de la música y/o sus elementos musicales (sonido, ritmo, melodía y armonía) por un musicoterapeuta profesional, con un paciente o grupo, en un proceso diseñado para promover y facilitar la comunicación, la interacción, el aprendizaje, la movilidad, la expresión, la organización y otros objetivos terapéuticos, para trabajar las necesidades físicas, emocionales, sociales y cognitivas de las personas”.

¿A quién va dirigida?

Cualquiera de nosotros, independientemente de nuestra edad o circunstancias propias, podemos mejorar diferentes ámbitos de nuestra vida a través de la musicoterapia, pero os dejamos referencia de sus principales vías de actuación:

Personas (tantos niños como adultos):

- con algún tipo de diversidad funcional: física, sensorial o psíquica.
- en procesos de depresión o estrés.
- que precisen apoyo en procesos de duelo.
- que necesiten ayuda en procesos de enfermedad y dolor.
- que necesiten mejorar sus habilidades comunicativas tanto en el ámbito laboral como en el privado, superando, por ejemplo, el miedo escénico, o el miedo a hablar en público.
- que quieran aumentar su nivel de autoconocimiento.

¿En qué puede ayudar?

Apoyar de manera específica e individualizada en cualquier tipo de diversidad funcional.
Gestionar conductas disruptivas en el niño, preadolescente y adolescente.
Minimizar la angustia vital, ansiedad, estrés y depresión.
Favorecer la comunicación en personas con dificultades de comunicación y de atención.
Expresar emociones.
Mejorar las relaciones familiares.

¿Cómo trabajamos?

La atención corre a cargo de profesionales titulados:

Individualizada: Centrada en el usuario y sus necesidades propias.
El proceso es interactivo, experiencial y único para cada persona y se divide en las siguientes fases:

I. Entrevista gratuita de valoración y diagnóstico de las necesidades de los usuarios (individuo o grupos).
II. A. Sesiones de trabajo sobre objetivos marcados de manera consensuada y progresiva entre el musicoterapeuta y los usuarios.
II. B. Evaluación de objetivos y logros, que derivarán en el reajuste de los mismos siempre que sea necesario.
III. Cierre terapeútico. Se realizará en cualquier momento a petición del usuario o cuando se hayan alcanzado los objetivos consensuados entre el musicoterapeuta y los usuarios en las fases previas.

Grupal: Como herramienta de integración y socialización.
Un espacio de creatividad musical a través de recursos sonoros y musicales (diversos instrumentos musicales, la voz, percusión corporal, movimiento…) favoreciendo la escucha activa y un desarrollo psicomotor, emocional y social del niño/a o adulto de una manera natural  y divertida.