Música y Bebés

La música y los bebés viven relacionados, a que bebé no le gusta la música. La música tiene un exclusivo valor humano, solo nosotros somos capaces de crear música.

La música ha sido descubierta como un buen medio para fomentar el desarrollo integral del niño. A través de la música se pueden estimular el lenguaje (oral y corporal), la atención, la concentración, la coordinación motora (fina y gruesa), el seguimiento de instrucciones, las habilidades para sintetizar y analizar, la creatividad, la agudeza auditiva y habilidades como el habla y el tiempo. Además, se potencia y se desarrolla la expresión de emociones y sentimientos.

La educación musical temprana, tiene como objetivo el descubrimiento y desarrollo de las capacidades expresivas, musicales, y psicomotoras del niño. La música para ellos debe ser tratada como un juego de sonidos y expresiones corporales, a través de los movimientos, la sensibilización motriz, visual y auditiva, y el contacto con las fuentes musicales.

Hoy en día los niños viven inmersos en una sonoridad ruidosa, falta de armonía y melodía, en un entorno básicamente visual que no les deja discriminar sonidos, no ponen atención en ellos, resulta más cómodo en principio, ver, que escuchar.

Hacer que un niño desde muy temprana edad escuche diferentes sonidos de distintas gamas sonoras, aparte de educar su oído y prepararle para una mejor educación musical  a más avanzada edad, logrará niños más atentos, concentrados, con mayor facilidad para la lectura y los idiomas.