DESARROLLO DEL BEBE DE LOS 0 A LOS 3 MESES:

En esta etapa de 0 a 1 mes, podemos observar que la conducta del niño es esencialmente motora, no hay representación interna de los acontecimientos externos, ni piensa mediante conceptos. Utiliza sus reflejos innatos, ellos constituyen la primera conducta de este tipo que el pequeño desarrolla para tratar con su entorno. Lo cual se convertirá en la combinatoria de sus capacidades sensoriales y motrices. Durante el primer mes ve a una distancia máxima de unos 30 centímetros, y durante 15 días solo reconoce la voz de su madre, pasado ese tiempo comienza a identificar a su padre.
Desde el mes hasta los 3 meses, es la época de las reacciones primarias, notaremos en el bebé que los reflejos innatos serán modificados con la experiencia. Podemos observarlos cuando la madre lo amamanta y cambia de postura al bebé para alimentarlo, el pequeño busca el pezón y se acomoda a la nueva situación. De esta forma nos encontramos con la manera en que efectúa el conocimiento de los objetos a través de la succión.
En esta etapa también podemos encontrar conductas que siendo originalmente realizadas al azar y sin ningún propósito, producen resultados placenteros en el bebé que repite el comportamiento. Durante este período el bebé va conociendo su cuerpo.
La conducta de imitación es también vista en este estadio, en particular el “contagio vocal” o imitación de la actividad vocal del adulto.

DESARROLLO PSICOMOTOR.
Primeros movimientos corporales.
Mueve todas sus extremidades.
SE lleva las manos a la boca con frecuencia, comienza a descubrirlas.
Si se le da un dedo ya lo agarra con fuerza.
Ya es capaz de sostener un sonajero con fuerza en sus manos.
Levanta la cabeza momentáneamente aunque aún no es capaz de sostenerla.

DESARROLLO COGNITIVO.
Llora mucho, es su forma de llamar la atención.
Nos mira a los ojos y sigue con la mirada algo que se mueve.
Sonríe a la gente que le dice algo.
Fija su mirada sobre objetos de colores brillantes y llamativos.
Muestra interés en mirar cosas diferentes y escuchar sonidos diversos.
Le gusta ser mecido y sostenido en brazos.

DESARROLLO DEL LENGUAJE.
Parece escuchar cuando se le habla.
Se gira hacia donde escucha un ruido.
Comienza a vocalizar.

DESARROLLO SOCIAL.
Cada vez duerme menos y pasa más ratos despierto.
Sonríe a la gente que le dice algo.